icon__phone

Nuestros compromisos sostenibles

En Nutella®, junto con nuestros socios, ONG y otras instituciones, estamos profundamente comprometidos con una selección exclusiva de ingredientes de calidad que respeten nuestro compromiso de sostenibilidad, tanto social como medioambiental.

F-ACTS

F-ACTS: Nuestros compromisos con prácticas agrícolas sostenibles​

Con el fin de fomentar la sostenibilidad de la cadena de suministro agrícola, hemos implementado, en el marco de F-ACTS, los programas denominados Ferrero Farming Values (FFV) para el abastecimiento de sus principales materias primas. Cada materia prima empleada activa un programa específico de FFV que persigue objetivos concretos y se basa en un enfoque con tres pilares:
- El desarrollo de asociaciones y proyectos específicos.
- La adopción de estándares y certificaciones.
- Compromisos institucionales y colectivos.

De hecho, teniendo en cuenta la complejidad de la gestión de las cadenas de suministro internacionales, reconocemos que los agentes individuales, por sí solos, no pueden convertir una cadena de producción y suministro consolidada en una cadena sostenible.

Nuestros compromisos,
ingrediente a ingrediente

Nuestro compromiso con el azúcar

La sostenibilidad de la caña de azúcar

Nuestro objetivo de cara al 2020: comprar todo nuestro azúcar de caña refinado de fuentes sostenibles certificadas. Con el fin de conseguir este objetivo de manera efectiva y en el menor tiempo posible, nos hemos adherido al "Bonsucro -  Better Sugarcane Initiative", una red internacional que promueve la sostenibilidad del cultivo de la caña de azúcar a través de un plan de certificación. En 2014, el Grupo Ferrero fue el primero en recibir el "Leadership Award" de Bonsucro por su activa participación en el desarrollo de una industria del azúcar de caña sostenible. Asimismo, en 2015 nos embarcamos en una nueva asociación con Fairtrade, garantizando  el suministro de 20.000 toneladas de caña de azúcar certificada entre 2016 y 2019, lo que implicará la compra de una cantidad significativa de producto a pequeños productores. En 2016, el 47% de nuestro azúcar de caña procedía de fuentes sostenibles, principalmente certificadas a través del programa de Bonsucro.

Nuestro compromiso con el aceite de palma

Nuestro aceite de palma está 100% certificado por la RSPO como segregado

El aceite vegetal utilizado en la elaboración de Nutella® es aceite de palma sostenible, 100% certificado por la RSPO como segregado. Esto significa que el aceite de palma que usamos se mantiene separado del aceite de palma convencional durante toda la cadena de suministro. La certificación RSPO obtenida por Ferrero ha sido asimismo reconocida por Richard Holland, Director de la Iniciativa de Transformación del Mercado de WWF.

Ferrero recibe positivamente la petición de Greenpeace de aumentar la transparencia en la cadena de suministro y coincide en que este es un componente esencial para el abastecimiento sostenible y la responsabilidad de la cadena de suministro, encuentre aquí la lista completa de las plantaciones de Ferrero.

¿Qué significa aceite de palma sostenible para Nutella®?

A través de la Carta del Aceite de Palma de Ferrero reforzamos nuestro compromiso con la producción de aceite de palma sostenible, tanto a nivel social como medioambiental, yendo más allá de los programas de certificación RSPO ya adoptados. Ferrero trabaja codo con codo con sus proveedores para encontrar una nueva vía que evite la deforestación, la extinción de especies, las altas emisiones de gases de efecto invernadero y el incumplimiento de los derechos humanos.  Junto con TFT, socio técnico sin ánimo de lucro, trabajamos directamente sobre el terreno para evaluar qué es lo que se está llevando a cabo en las plantaciones, de conformidad con los criterios medioambientales y sociales definidos en la Carta de Ferrero. Cada seis meses, publicamos actualizaciones periódicas. Asimismo, somos miembro del POIG (Grupo de Innovación del Aceite de Palma), una iniciativa destinada a reformar la industria del aceite de palma sobre la base de los estándares y compromisos de RSPO. En estas iniciativas participan también nueve ONG medioambientales internacionales cuya participación atestigua que no están en contra del aceite de palma, sino que trabajan juntas para promover una producción sostenible.

Greenpeace y WWF reconocen nuestro compromiso con el aceite de palma sostenible

El « Palm Oil Scorecard 2016 » de Greenpeace, nos identifica como una de las dos empresas líderes en la evaluación global, así como la única capaz de trazar hasta la plantación de origen prácticamente el 100% del aceite de palma comprado, del total de 14 empresas de bienes de consumo globales evaluadas. Asimismo el « Palm Oil Buyers’ Scorecard » reconocido por la WWF y publicado en septiembre de 2016, de las 137 compañías globales evaluadas en la encuesta, obtuvimos una puntuación de 9 puntos sobre 9, además de ser reconocidos como una de las empresas que «lidera el camino» hacia el objetivo final de sostenibilidad para la industria, a efectos de que el aceite de palma sostenible certificado (y trazable) se convierta en el producto básico estándar para todas las empresas.

No deforestación

En nuestra cadena de suministro de aceite de palma nos comprometemos a proteger los bosques con alto contenido de carbono y las turberas. Protegemos los bosques primarios, pero no solo estos. Requerimos a nuestros proveedores que respeten la biodiversidad y el hábitat natural de especies animales, como los orangutanes. A efectos de garantizar el cumplimiento de no deforestación por parte de nuestros proveedores, estamos probando un sistema de verificación por satélite en asociación con Airbus Defense & Space, TFT y SarVision. Esta tecnología combina radar de alta resolución e imágenes ópticas para verificar con precisión las plantaciones que nos abastecen y los bosques que las rodean. Nuestros socios analizan la evolución del paisaje, y nos alertan de cualquier cambio, lo que nos permite identificar las plantaciones afectadas para poder actuar en colaboración con nuestros proveedores.

Nuestro aceite de palma está comprometido con el respeto de los derechos humanos

Requerimos a nuestros proveedores que respeten los derechos de los trabajadores y las comunidades locales. Nuestros proveedores deben comprometerse a la no explotación laboral, a respetar el horario laboral y a suscribir contratos de trabajo. Asimismo, deben respetar el FPIC (Free, Prior and Informed Consent), que otorga a las comunidades y pueblos indígenas el derecho a prestar o rechazar el consentimiento para proyectos que puedan afectar a sus tierras. Esperamos que los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos sean el marco elegido para respetar y velar por los derechos humanos en la cadena de suministro, y esperamos que nuestros socios comerciales hagan lo mismo.

Nuestro compromiso con las avellanas

Hacia una cadena de suministro responsable

En tanto que uno de los líderes mundiales en el sector de las avellanas, tenemos la intención de alcanzar el objetivo de la trazabilidad del 100% de nuestra cadena de suministro para el año 2020, con el objetivo de garantizar que el 100% de nuestros proveedores se dediquen a la producción de avellanas conforme a:
- La legislación nacional en materia de condiciones laborales (no contratar a trabajadores menores de la edad límite establecida por la legislación local).
- El Código Ético de Ferrero
- El Código de Conducta Empresarial de Ferrero

La trazabilidad en la cadena de suministro de las avellanas de Ferrero® consiste en la capacidad de realizar un seguimiento de sus movimientos en cada fase de producción y rastrear sus orígenes hasta la empresa agrícola. Esta herramienta nos permite obtener una imagen clara de la localización de los avellanares, la producción de los agricultores de los que nos abastecemos y los principales problemas a los que se enfrentan, con el fin de comprender mejor qué respaldo técnico necesitan.

Programa FERRERO® FARMING TURKEY​

La experiencia que hemos adquirido al comprar y cultivar avellanas en todo el mundo nos ayuda a estandarizar y fomentar las mejores prácticas agrícolas. Dado que Turquía es el principal productor de avellanas, con cientos de miles de huertas de propiedad familiar y un tamaño medio de tan solo 1-2 hectáreas, en 2012 creamos el programa "Ferrero® Farming Turkey (FFT)", con la participación de socios locales e internacionales. El programa se centra en dos objetivos:
1. Incrementar la producción y garantizar los exigentes estándares de calidad y seguridad de la materia prima tras la cosecha.
2. Abordar una serie de cuestiones éticas, sociales y medioambientales.
Para alcanzar estos objetivos contamos con un equipo de ingenieros agrónomos que asiste a los agricultores en las áreas dedicadas a la producción de avellanas ofreciéndoles programas de formación sobre Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). Asimismo, tenemos el compromiso de incrementar la conciencia y el conocimiento respecto a condiciones laborales adecuadas a través de programas de formación sobre Buenas Prácticas Sociales: actualmente contamos con responsables sociales dedicados específicamente a esta labor en la comunidad de productores de avellanas. Gracias a este programa de FFT hemos llegado a más de 30.000 productores. Desde el 2012 contamos con la colaboración de SCS, una empresa líder mundial en el campo de las certificaciones, para desarrollar acciones concretas sobre el terreno y proceder a controles aleatorios en las explotaciones con el objetivo de certificar el compromiso de los productores y su cumplimiento respecto a la Norma FFR de Producción de Avellanas.

Nuestro compromiso con el cacao

Hacia una explotación sostenible del cacao​

Las plantaciones de cacao están situadas principalmente en países en vías de desarrollo. Dada la creciente demanda de cacao a escala mundial, los productores deben hacer frente a nuevos desafíos para cumplir esta demanda, así como a los temas económicos y sociales que se derivan de ella. En Ferrero® compramos más de 120.000 toneladas de cacao cada año. A efectos de proteger el futuro del sector agrícola, nuestra prioridad no es solo comprar cacao de excelente calidad, sino también mejorar las condiciones de vida de los propios productores y de sus familias, incrementando a su vez sus competencias técnicas.

Contribuir al desarrollo económico y social de los productores

Nuestro compromiso no finaliza con la compra de las mejores habas de cacao. Para el 2020, nos hemos fijado el ambicioso desafío de alcanzar un cacao 100% certificado como sostenible. Para ello, colaboramos codo con codo con diferentes entidades de certificación, tales como UTZ Certified, Rainforest Alliance y Fairtrade CertifiedTM. Con la consecución de este objetivo pretendemos mejorar las condiciones de vida de los productores y sus familias en sus paises de origen, incrementando a su vez sus competencias técnicas. En el 2016 conseguimos certificar más del 50% de nuestro cacao y seguimos esforzándonos por conseguir este objetivo en el menor tiempo posible. Somos asimismo miembros de la World Cocoa Foundation (WCF), cuyo objetivo es fomentar una economía sostenible en las comunidades agrícolas de los productores de cacao mediante el desarrollo económico y social y una gestión eficaz del medio ambiente. 

En asociación con Save the Children

Ferrero tiene una "tolerancia cero" respecto al trabajo infantil y un compromiso firme de protección de los derechos de los niños a lo largo de toda la cadena de suministro, según lo que recoge nuestro Código de Conducta Empresarial. Unidos en este mismo compromiso en favor de los derechos de los niños, Ferrero® y Save the Children lanzaron en marzo del 2016 un proyecto en favor de la protección y formación de aquellos niños víctimas del trabajo infantil en las plantaciones de cacao de Costa de Marfil, donde 1,2 millones de niños siguen viéndose forzados a trabajar en condiciones peligrosas y, en consecuencia, empujados a abandonar la escuela y cualquier formación.